Sunday, September 20, 2009

Amor y Amistad





AMOR Y AMISTAD. Gonzalo Gallo G

Un sabio dijo: “Cuida a tus amigos como a tus mejores cuadros, ubícalos donde les dé la mejor luz". Un buen amigo es un tesoro sin precio y, por eso, ganas mucho cuando cultivas la amistad. Un buen amigo admira todo lo bueno que hay en ti y te corrige sin juzgarte, es leal, entiende tus caídas y no se escabulle cuando estás mal. La amistad sólo nace y crece si la cuidas, por tanto, para tener amigos debes ser generoso, sincero, respetuoso y altruista. Si eres buen amigo nunca envidias, comprendes sin juzgar y siempre estás abierto al perdón y la tolerancia. Comparte con tus amigos todo lo que puedas porque ellos conjuran los males y te reconcilian con lo mejor de la existencia. Si además sientes y tratas a Dios como Amigo, Él será un sol que brillará incluso en los días grises.
Cuando amas y te amas eres un regalo para los demás, un ser de luz que irradia paz, El amor te conecta con el maravilloso mundo del espíritu. Donde brilla el amor se desvanecen las suspicacias y hay terreno abonado para el entusiasmo y la esperanza. Amando eres un arco iris, una primavera, un sembrador de fe, alguien que ayuda a conquistar sueños. Haz todo con amor y exprésalo en los detalles, la ternura, el respeto y el don de dar sin esperar recibir. Que tu amor se haga patente en los hechos y sea un amor incondicional. Únicamente das amor y amistad, cuando aceptas, admiras, eres íntegro y no fantaseas con relaciones perfectas. El amor convierte tu casa en un hogar, tu trabajo en oración, tus palabras en poesía y tus actos en las flores de un jardín. Tu misión es vivir conectado con Dios y dejar que su amor te posea. El amor es la única respuesta a los interrogantes de la vida.
Neruda dijo: “es tan corto el amor y tan largo el olvido”, pero conviene cambiar las palabras: De tu actitud depende que sea cierto afirmar: “es tan corto el olvido y tan largo el amor”. Lo que llamas amor y que a veces no lo es, pide cuidados, entrega y mucha dedicación. Lo mismo que ponen los artistas en sus obras y sólo así dejan como herencia sus obras maestras. Por eso tuvo razón el siquiatra Erich Fromm cuando le puso este título a una de sus mejores obras: El Arte de amar. Sí, amar es un arte y todo arte pide esos valores que citamos antes y otros más. No es entonces raro ver muchos enamorados y pocos artistas en el amor; muchos que quieren y pocos que aman. Acaso el amor no sea para siempre, pero vale la pena intentarlo y aprender a darse sin apegos, sin dependencias, y con libertad. Lo logras con buena autoestima, una vida espiritual intensa y sin el virus de la posesividad. Corta cualquier relación sufriente, busca ayuda y no dependas de otros para ser feliz. En la sociedad de lo desechable tu reto es tener amores y amistades perdurables para resolver los acertijos de la vida.

No comments:

Post a Comment