Monday, May 5, 2014

Amor de Madre


Todos sabemos que las madres siempre nos dan buenos consejos pero cuando eres niño a veces estos consejos resultan incomprensibles. ¡Ay! ¡Amor de madre! Ejemplos: - “Tu cuarto está manga por hombro”: Quiere decir que tu dormitorio que está muy desordenado y que si no lo ordenas te la juegas. - “Tengamos la fiesta en paz”: Significa que es mejor que no sigas discutiendo, que la lías. - “¿No tienes nada que contarme?”: Pregunta trampa, significa que circula la sospecha de que algo ocultas, es una de las peores preguntas que te puede hacer. - “Porque lo digo yo y punto”: Significa que no hay posibilidad de discutir nada porque los padres siempre tienen la razón. - “Con la comida no se juega”: Con esta frase tajante nos prohíbe una de las mejores diversiones de la infancia. - “Que no te lo tenga que repetir”: Quiere decir que es mejor que hagas lo que te ha dicho… antes de que te lo repita. - “Bébete rápido el zumo que se le van las vitaminas”: Aunque seamos mayores conservamos esa angustia: cuando el zumo está preparado empieza la carrera por beberlo lo más rápido posible. - “Si te tragas un chicle se te van a pegar las tripas”: Es decir, que por efecto del chicle los intestinos se te van a pegar sin remedio. Pero ¿quién no se ha tragado nunca un chicle? Pues menudas tripas debemos de tener todos. - “Hay ropa tendida”: Esto lo decían cuando “los mayores” estaban charlando sobre temas “picantes” y aparecíamos los niños. Era una frase de aviso que se hacían entre ellos para cambiar de tema de conversación. Ahora, era una frase de lo más desconcertante porque por más que buscásemos ¡no había ropa tendida por ninguna parte! -
No me abras tanto los ojos; que no te voy a poner colirio.
Sigue buscando que vas a encontrar; cuando tientas la ocasión para buscarte problemas.
Virgen de la agarradera,agarrarme a mi de primera; para que la virgen nos asista.
Los padres siempre tienen la razón lo terminamos entendiendo cuando ya estamos entrados en años, pero que le vamos a hacer.  Unos comprenden mejor o antes que otros, pero al final la cordura llega, pueda ser que oportunamente para poder agradecer a nuestras madres y abuelas todo lo que han hecho por nosotros.
Las madres hispanas conservan ese peculiar encanto de educar con proverbios, dar amor generoso y siempre que sea necesario, "lanzar la chancleta voladora" y¡ al que le cae el guante que se la chante!


No comments:

Post a Comment