Tuesday, August 18, 2009

Gramática en Español

¿Habían o había?
El verbo haber es uno de los más damnificados en su mal uso, y pensar que tiene unas reglas muy sencillas de aplicar. Veamos. Siempre va en singular cuando antecede a sustantivo o adjetivo plural: Había cuatro personas en la fila. Había muchos voluntarios. Es mejor que no haya disputas. Hubo serios problemas. Había unos cuantos responsables. De no ser por tu ayuda, no habría tantos inscritos.
Sólo se conjuga en plural cuando es auxiliar de otro verbo: Habían dicho muchas sandeces. Hubieron de retractarse. Me pregunto si habrían escogido esta opción.
No debe emplearse la forma, habemos muchas personas; en su lugar, utilicemos somos o estamos. Sólo es correcta cuando significa habérselas con una persona o una cosa, es decir, enfrentarse a ella: Nos las habemos con un verdadero profesional. Cuando en un juicio el juez niega una petición, dice No ha lugar; si la aprueba, dice Ha lugar.
En la expresión Tiene mucho en su haber, ya haber no funciona como verbo sino como sustantivo, refiriéndose a los méritos o puntos a favor de una persona. Se utiliza más en plural cuando se refiere a bienes y derechos de una persona: Entre sus haberes se contaba una finca. La expresión haberes pasivos significa pensiones de los empleados públicos.

Expresiones que confunden

A veces se confunde el infinitivo haber con la expresión homófona a ver: *Haber si nos entendemos. *Haber si te preparas mejor. Mejor utilizarla: A ver qué es lo que sucede. A ver con quién debemos jugar en la siguiente ronda. En caso de duda, remplácela por veamos: Veamos qué es lo que sucede. Tampoco debe confundirse Hay con la interjección Ay, que expresa dolor o sorpresa: ¡Ay, doctor, cómo me duele la cabeza! ¡Ay de mí! También expresa advertencia o amenaza: ¡Ay del que no llegue a tiempo! Lo mismo sucede con Hay y Ahí: *Hay te dejo el libro. Ahí es un adverbio de lugar; entonces digamos Ahí te dejo el libro. Ahí nos encontramos.
Ahí se utiliza metafóricamente en expresiones como la inmortal frase que nos dejó Shakespeare, en Hamlet: “Ser o no ser, he ahí el dilema”. También en expresiones como Andan diciendo por ahí que te casaste. Divagaré por ahí un rato. De ahí se deduce que el proyecto es viable. Ahí está el detalle. Cuando llegó el director, ahí fue Troya.
Se suele utilizar la expresión habrase visto para hacer énfasis en alguna indignación: ¡Habrase visto tamaña infamia! También se utiliza Todo lo habido y por haber, dando a entender “Todo lo imaginable”. Cuando los cardenales eligen Papa, luego de estar a puerta cerrada en el cónclave, exclaman triunfantes: ¡Habemus Papam! En este caso, Habemus significa tenemos, y no habemos.
Bueno, hasta la próxima semana en que habremos de leernos.

Máxima de la semana
Aquel que duda y no investiga, se torna no sólo infeliz, sino también injusto.
Blas Pascal, matemático y filósofo francés
Autor: José Humberto Beltrán Nova

Sunday, August 9, 2009

Visita a Cozumel



Hoy les hablare de mi visita a Cozumel acompañada de mi pequeña familia y guíados por un oríundo de estos lares con ancestros Mayas de nombre cristiano Francisco, quien nos mostro palmo a palmo las ruinas Mayas y un resumen de su interesante historia, nos introdujo tambien con una pequeña india Maya, de ojos muy razgados y cabellos profundamente oscuros de un negro muy brillante, esto para ellos es sinónimo de belleza y por eso ancestralmente solian entablillar las cabezas de sus recien nacidos para moldear el cráneo y estirar aún más los ojos de sus niños.

Habia cientos de iguanas que se camuflaban con la piedra de las construcciones en ruinas, con la tierra o el pasto. Ahora creo entender como para sus ancestros gran parte de los reptíles eran sus Dioses a quienes atribuían poderes mágicos. No eran grandes agricultores, pero sí grandes astronómos y astrológos, tal vez esto les fué de gran ayuda para la agricultura y lograr subsistir en áreas tropicales de intensas lluvias y huracanes que bien podian destruir todas sus plantaciones. Alcanzaron la escritura y de hecho fueron el único pueblo en América, con un sistema depurado de escritura.

Lo más impresionante para mi de esta cultura es no solo su legado del Calendario Maya, diferente del Gregoriano que rige la cultura occidental en que este se rige por las fases de la Luna y tiene un sistema de ciclos de 5125 años, dentro del que se alterna destrucción y generación y prevee acertadamente eclipses y tragedias naturales, hasta llegan a predecir la llegada de los Españoles y las consecuencias malas y buenas que esto traeria para los nativos de las tierras Americanas.

Una hermosa y variada vegetación con flores de variados colores, trabajaron la ceramica y su arquitectura ceremonial y politica en sus ciudades-estados es realmente impresionante. Se puede decir que llegaron a ser un Imperio que conquisto con violencia e hicieron sacrificios a sus Dioses sobre aquellos pueblos dominados.

Cultura Maya


La civilización maya habitó una vasta región ubicada geográficamente en el territorio del sur-sureste de México, específicamente en los cinco estados de Campeche, Chiapas (lugar donde se ubica la ciudad principal), Quintana Roo, Tabasco y Yucatán; y en los territorios de América Central de los actuales Belice, Guatemala, Honduras y El Salvador, con una historia de aproximadamente 3.000 años.

Durante ese largo tiempo, en ese territorio se hablaron cientos de dialectos que generan hoy cerca de 44 lenguas mayas diferentes. Hablar de los "antiguos mayas" es referirse a la historia de una de las culturas mesoamericanas precolombinas más importantes, pues su legado científico y astronómico es mundial. Contrariamente a la creencia popular, la civilización maya nunca "desapareció". Por lo menos, no por completo, pues sus descendientes aún viven en la región y muchos de ellos hablan alguno de los idiomas de la familia mayense.

La riquísima literatura maya ilustra la vida de esta cultura. Obras como el Rabinal Achí, el Popol Vuh, El Chilam Balam son muestra de ello. Lo que sí fue destruido con la conquista es el modelo de civilización que hasta la llegada de los primeros españoles, había generado milenios de historia. La Conquista española de los pueblos mayas se consumó hasta 1697, con la toma de Tayasal, capital de los mayas Itzá y Zacpetén, capital de los mayas Ko'woj en el Petén (actual Guatemala). El último estado maya desapareció cuando el gobierno mexicano de Porfirio Díaz ocupó en 1901 su capital, Chan Santa Cruz, dando así fin a la Guerra de Castas.

Los mayas hicieron grandes e impresionantes construcciones desde el Preclásico medio y grandes ciudades como Nakbé, El Mirador, San Bartolo, Cival, localizadas en la Cuenca del Mirador, en el norte del Petén, y durante el Clásico, las conocidas ciudades de Tikal, Quiriguá, (ambas las primeras en ser declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, en 1979 y 1981 respectivamente) Palenque, Copán, Río Azul, Calakmul, así como Ceibal, Cancuén, Machaquilá, Dos Pilas, Uaxactún, Altún Ha, Piedras Negras, y muchos otros sitios en el área. Se puede clasificar como un imperio, pero no se sabe si al momento de colonizar impusieron su cultura o si fue un fruto de su organización en ciudades-estado independientes cuya base eran la agricultura y el comercio. Los monumentos más notables son las pirámides que construyeron en sus centros religiosos, junto a los palacios de sus gobernantes y los palacios, lugares de gobierno y residencia de los nobles, siendo el mayor encontrado hasta ahora el de Cancuén, en el sur del Petén, muchas de cuyas estructuras estaban decoradas con pinturas murales y adornos de estuco. Otros restos arqueológicos importantes incluyen las losas de piedra tallada usualmente llamadas estelas (los mayas las llamaban Tetún, o “tres piedras”), que describen a los gobernantes junto a textos logográficos que describen sus genealogías, victorias militares, y otros logros. La cerámica maya está catalogada como de las más variadas, finas y elaboradas del mundo antiguo.

Los mayas participaban en el comercio a larga distancia en Mesoamérica, y posiblemente más allá. Entre los bienes de comercio estaban el jade, el cacao, el maíz, la sal y la obsidiana.

Tuesday, August 4, 2009

" Todos somos Mestizos"

Ospina: "Todos somos mestizos"
Por Efe
10:37 | 08/03/09


El escritor colombiano William Ospina recibió el premio "Rómulo Gallegos" por su novela "El país de la canela",.

El colombiano William Ospina afirmó que "todos somos mestizos" al recibir el domingo el Premio "Rómulo Gallegos" por su novela "El país de la canela", en la que recrea los primeros viajes de los europeos al Amazonas vistos por un indio mestizo.

"Ya es tarde para decirle a Colón que no desembarque", manifestó el escritor en su discursos en el acto celebrado el domingo en Caracas donde se le entregó el prestigioso Premio Internacional de Novela, que le fue concedido el pasado mes de junio.

"Me basta viajar a una comunidad indígena para darme cuenta de que no soy un nativo, pero igualmente me basta con ir a Europa para saber que no soy un europeo. Somos todos mestizos", dijo en su conferencia de agradecimiento que llevaba el título de "Elogio de las causas".

Ospina, de 55 años, recibió el premio dotado con 100.000 euros y una medalla, en la Fundación de Estudios Latinoamericanos "Rómulo Gallegos" (Celarg), organizadora del certamen, de manos de su director Roberto Hernández Montaya en una ceremonia que contó con la presencia del ministro de Cultura venezolano, Héctor Soto.

La novela "El país de la canela", la segunda de una trilogía que comienza por "Ursúa" (Editorial. Alfaguara) y que concluirá con "La serpiente sin ojos", relata la conquista del Amazonas por los primeros viajeros europeos vista a través de la mirada de un narrador mestizo.

El escritor, poeta y ensayista colombiano es considerado uno de los más brillantes autores del "post-boom"" de la literatura latinoamericana de las décadas de 1960 y 1970, con más de una docena de títulos publicados.

Según algunos críticos, su andadura literaria le ha convertido en el digno sucesor de su amigo Gabriel García Márquez, quien dijo en el 2005 de su novela "Ursúa", que fue "el mejor libro del año".

En su discurso hoy, entre aplausos del público, Ospina destacó a los autores que relataron por vez primera los viajes a América de los españoles y le llevaron a escribir su novela, como Juan de Castellanos o Gonzalo Fernández de Oviedo.

Manifestó que la conquista supone "nuestra gran tragedia continental, el gran dolor que gana para nosotros un gran sentido", y destacó la paradoja de que "nos ha tocado el curioso destino de deplorar la conquista en la lengua que ésta nos dejó", si bien matizó "tampoco es ya la lengua que trajeron los conquistadores".

En el acto, el ministro venezolano Soto celebró la lectura de "El país de la canela" de la que, dijo, es una "obra que nuestro pueblo debe conocer".

El titular de Cultura comparó el libro de Ospina con "Cien años de soledad", de García Márquez, y señaló que iba a pedir al presidente venezolano, Hugo Chávez, incluir la novela en una colección de lectura obligatoria para los estudiantes de las misiones que promueve el Gobierno de Venezuela.

"Cuando no se sabe donde se va, conviene darse la vuelta y mirar de dónde se viene", manifestó el ministro.

En una entrevista con Efe tres días antes de recibir el premio,Ospina subrayó que el mestizaje "es el nombre de la modernidad" ya que "si a algo le hemos dicho adiós, es a la pureza de sangre".

"Nos hace falta cobrar conciencia plena de que así como hemos perdido siglos negando nuestro pasado indígena y africano, podríamos perder siglos negando nuestra composición europea", comentó.

"Estamos en un proceso de redefinición. Hoy América Latina vuelve a preguntarse quién es, y es natural porque el mundo no deja de cambiar", dijo asimismo el autor de "El país de la canela".

La ceremonia de entrega concluyó con un concierto de canciones de estilo criollo a cargo de la cantante venezolana Cecilia Todd, quien dedicó el repertorio al galardonado.

Ospina es el cuarto escritor colombiano que recibe el "Rómulo Gallegos" después de Gabriel García Márquez, Manuel Mejía y Fernando Vallejo.

El premio literario, de carácter bienal, fue creado en 1964 en honor del escritor y presidente venezolano Rómulo Gallegos, y entre los galardonados están el peruano Mario Vargas Llosa, el español Javier Marías, el chileno Roberto Bolaño o la mexicana Elena Poniatowska, que obtuvo el premio en la última edición del 2007.

Saturday, August 1, 2009

Las Cataratas de Iguazú



Hoy les contaré acerca de mi viaje a las cataratas de Iguazu, una maravillosa experiencia vivida junto a mi esposo y a mis hijos, quienes aprendieron mucho de este viaje. Dejenme decirles que estas cataratas del Río Iguazú, ubicadas en el borde de Brasil en el estado de Paraná, y en el borde de Argentina en la provincia de Misiones, y una pequeña parte en el Paraguay.


Las cataratas dividen al río entre la parte alta y baja del Iguazú.


La naturaleza es exuberante y bien conservada, algo sorprendente en nuestro tiempo, sus gentes son amables y siempre sonrientes, los animales silvestres parecen no desconfiar del hombre, depronto esto no sea benéfico para ellos, parecen convivir en armonía con su entorno.


Cientos de mariposas amarillas juguetean al pasar, dejando una suave brisa que parece transportarlo a uno a lo irreal, pero maravilloso.


El nombre Iguazú proviene del Guaraní, que traduce "aguas grandes".


La leyenda Guaraní dice que Dios planeaba casarse con una bella indígena llamada Naipí, quien loca de amor huyo con su amante, el mortal Tarobá en una canoa. En venganza Dios, dividio el río, creando las grandes caidas de agua, condenando a los amantes a una caída eterna.


El prímer conquistador en encontrar estas grandes cataratas fue el Español Alvaro Nuñez Cabeza de Vaca en 1541, por quien una de las cataratas Argentinas ha sido denominada.


Las cataratas fueron redescubiertas por Baselli al final del siglo XIX, y otra de las cataratas Argentinas es llamada así por él.


Las Cataratas de Iguazú han sido propuestas como una de las 7 maravillas naturales por la Fundación Las Siete Nuevas Maravillas del Mundo. En febrero del 2009 estaba como la quinta en el grupo F, que es la categoria para lagos, ríos y cataratas.